viernes, 28 de octubre de 2011

La Hispaniola - Vista Con Los Ojos de Francia

por William Read, LfM THH (Alemania)

"En este mundo traidor
nada es verdad ni mentira;
todo es según el color
del cristal con que se mira..."

 Ramón De Campoamor

L'Hispaniolá? Ohh, vous voulez dir Saint Domingue!.......
El  mismo derecho que España tuvimos los franceses de ocupar tierras del Nuevo Mundo. Además, había para todos. El regreso de Colón de su aventura corrió como reguero de pólvora por toda Europa. También portugueses, ingleses y holandeses se hicieron a la mar a buscar su pedazo del pastel.

En esa parte del mundo que después llamaron América había recursos naturales sin explotar. Una pequeña isla frente a la costa al noroeste de Saint Domingue, que llegó a convertisrse en puerto libre para todos, sirvió para nuestras primeras incursiones en el nuevo mundo; desde el palo mayor de las naves lucía como una tortuga, algo así como un lente semi-convexo; allí había fondeaderos de aguas tranquilas, agua dulce para beber, frutas silvestres y cruzando un canal de unas pocas millas hacíamos incursiones a la gran isla en procura de ganado, comíamos las carnes y vendíamos las pieles en el Continente.

La vigilancia en la gran isla era escasa o nula y nuestra presencia fué tolerada y hasta hacíamos negocios con los españoles que allí vivían en algunas villas costeras de la isla, así que organizamos la explotación, instalando en París una oficina para adiestrar a los futuros colonos de la parte occidental de Santo Domingo. Ingenieros franceses construyeron sistemas de riego y con ayuda de esclavos cultivamos caña de azúcar, café y tabaco y en pocos años convertimos esa tierra en la colonia mas productiva del nuevo mundo. En Europa todos sabían lo que era Saint Domingue por lo que nosotros logramos. Imagínense que allí producíamos la mitad del azúcar que se consumía en todo el mundo.

España formaba parte de La Gran Alianza pues los soberanos de Prusia y España eran de la misma Casa Real. Francia le ganó la guerra a La Gran Alianza y obtuvimos oficialmente Saint Domingue como reparación de guerra -la cambiamos por la Cataluña- con el Tratado de Ryswick. en 1777 firmamos un acuerdo fronterizo en Aranjuez; la parte occidental era nuestra, legalmente....

Por su parte, los ingleses tenían también colonias en el Nuevo Mundo. Los ingleses siempre han sido nuestros rivales comerciales y hasta en política. Las colonias inglesas en el nuevo mundo hacían a los Británicos mas ricos y mas poderosos. Por eso decidimos darle apoyo a los independentistas de esas colonias, económico y militar, para que las arcas inglesas no siguieran llenándose de oro del Nuevo Mundo. Eso era un peligro para Francia. Al fin lo logramos en 1778 y las trece colonias británicas se convirtieron en los Estados Unidos de Norteamérica.

Lamentablemente, la ayuda económica a los colonos independentistas fué tan grande que el tesoro francés quedó vacío y no pudo atender nuestro rey las exigencias que le hacia el pueblo. Eso nos condujo a una sangrienta revolución de consecuencias impredecibles: La Revolución Francesa. Decapitamos al rey en la guillotina (Luis XVI), y como este era primo hermano del rey de España, a los españoles no les gustó para nada la Revolución Francesa y hasta le declararon la guerra a Francia.

Los soldados franceces eran entonces los mejores del mundo (y todavía lo son....) y le ganamos la guerra a España. Teníamos todo el norte de España ocupado militarmente cuando éstos se rindieron. La cuenta de ahorros de los españoles estaba en Santo Domingo y esta vez nos pagaron el resto de la isla como reparación de guerra, a cambio que le devolviéramos la España ocupada por nuestros soldados. Con el Tratado de Basilea 1795, Saint Domingue pasó a ser una e indivisible Colonia Francesa! La parte oriental estaba ocupada por españoles criollos que se dedicaban a la agricultura y a la ganadería de sustento. Ahora podríamos mas que triplicar la producción de la colonia francesa occidental, considerando que el área cultivable por lo menos se cuadruplicaría. El este es menos montañoso y muy adecuado para la producción de azúcar, tabaco y café.

Era cuestión de traer esclavos y colonos franceses; los españoles se iban poco a poco retirando a Cuba, Venezuela y Puerto Rico. Pero con el nacimiento de la democracia en Francia comenzaron los esclavos a ser vistos como seres humanos y los defensores de los negros esclavos hacían la ampliación de la colonia esclavista de Saint Domingue cada vez mas difícil. Los esclavos de allí se sublevaron matando a sus amos ya una vez en 1791 y los sobrevivientes huyeron despavoridos hacia la parte oriental. Todavía hoy hay muchas familias de ascendencia francesa de aquella ocasión que ahora son dominicanos.

Entre los negros esclavos había algunos bien educados por sus amos y que hasta habían estudiado Letras en París. Conscientes de los derechos de los de su raza y de su superioridad en número se organizaron  y hasta se atrevieron a ocupar la parte oreintal en nombre de Francia (Toussaint Louverture). Este negro redactó la constitución de la colonia a su gusto y se la mandó al jefe del gobierno francés, que a la sazón era nada mas y nada menos que Napoleón Bonaparte! Napoleón reaccionó mandándole su ejército con 30,000 efectivos bien armados bajo el mando de Leclerc en tres barcos....

Al principio la superioridad del ejército napoleónico se hizo sentir, pero una terrible enfermedad propagada por un mosquito de allí,comenzó a diezmar nuestro ejército. Los negros se apoderaron de nuestros pertrechos militares y por eso evitaron que llegáramos a Puerto Príncipe. Tuvimos que replegarnos hasta la antigua frontera del Tratado de Aranjuez, y mantuvimos el control de la nueva colonia francesa producto del tratado de Basilea. Organizamos la colonia y la prosperidad reinó por sus fueros. De todos modos conseguimos que el ayudante del negro rebelde, un tal Dessalines, lo entregara a nosotros y lo enviamos (a Toussaint) a Francia, prisionero. Dessalines no pudo ocupar la totalidad de la isla -aunque lo intentó invadiéndonos, lo pudimos resistir-. Entonces optó en 1804 por fundar su república que llamó de Haití, nombre indígena de esa parte de la isla, siempre con la consigna de que toda la isla era su país; que pretencioso!

Nunca esos españoles se habían visto en mejor posición económica que durante nuestra colonia y los muy desgraciados nos dieron la espalda por el sólo hecho de ser nosotros franceses, que ironía!  Se organizaron y nos hicieron abandonar nuestra colonia, total para que?, para entregarse de nuevo a su querida España incondicionalmente... Esa es una factura que un día le pasaremos a España o a los dominicanos actuales, el tiempo lo dirá. Como los vientos de la liberación de la esclavitud soplaban a favor, decidimos postponer toda acción hasta nuevo aviso y atender a otros problemas en el continente europeo; el derecho de Francia sobre esa isla prevalece. Pero eso coincidió con la re-declaración de guerra por los ingleses y no teníamos tantos recursos para atender dos frentes. Fíjense que hasta tuvimos que vender la Louisiana en Norteamérica a precio vil: necesitábamos dinero y poco mejor que nada...

En 1822 Boyer ocupó la parte oriental que los españoles habían abandonado por falta de producción suficiente para cubrir el mantenimiento de esa colonia. Pero en 22 años de presencia haitiana Boyer no logró afrancesar ni haitianizar el lado oriental de la isla. Era un dictador mediocre que no se supo ganar el favor de sus gobernados. Un destructor terremoto en 1842 en la parte oriental demostró que los haitianos fueron incapaces de socorrer a los damnificados, lo que encendió la llama de la independencia y en 1844 se separaron los del lado oriental fundando la República Dominicana.

Pero los haitianos resultaron malos políticos: Nos derrotaron y en vez de exiginos pago de reparación nos pagaron por reconocerlos como república, nada mas ni nada menos que 150 millones de francos; un esfuerzo que hasta el día de hoy ha drenado su tesoro público. Además hemos podido seguir ejerciendo imperialismo francés en aquella parte de la isla. La televisión es sistema Secam francés, allí los teléfonos pertenecen al sistema usado en Francia= 011+ codigo de país+ etc y las señales de tránsito son también como en Europa. La cocina criolla es derivada de la francesa y la lengua oficial es el francés junto al creole -debiera ser al revés, ya que  todos hablan creol y pocos hablan francés-. Eso permite que una minoría muy culta mantenga oprimida un inmensa mayoría con pocos libros que leer. Ya le hemos podido quitar el monopolio de la violencia y traspasárselo a una triste institucion internacional controlada por nosotros y nuestros ahijados.

Nos ha sido faćil aupar y mantener  rivalidades con el lado oriental, la República Dominicana, que no quiso ser francesa, aunque su bandera duplica la nuestra con una barra blanca en el medio. La principal avenida de todos sus municipios debió llamarse Charles Ferrand en vez de Juan Pablo Duarte. Todavía la intelectualidad aprende francés en L' Alliance Française y para ser abogado hay que saber francés; doscientos años mas tarde el dercho se lee en nuestros libros en la Dominicana.

Al reconocer a Haití, lo hicimos definiendo su territorio hasta la frontera del Tratado de Aranjuez, porque todo el lado este era legalmente nuestro, ahora ocupado por la República Dominicana y Haití que ocupa ilegalmente nuestra provincia de San Miguel de Atalaya. No podemos permitir acercamiento entre los haitianos y los dominicanos, no vaya a ser que unan sus fuerzas contra Francia: divide y reina como en El Príncipe de Maquiavelo. Por eso hemos acusado repetidas veces a los dominicanos de "racistas" que esclavizan a los "pobres haitianos"....de  "violadores de los derechos humanos" y otros tantos falsos testimonios que la Comunidad Internacional, sumisa, acepta.

El día que los dominicanos encuentren petróleo, ese petróleo será nuestro, porque ellos ocupan ilegalmente nuestro territorio; hasta hemos llegado a pensar que los hallazgos minimizados de ese mineral durante las exploraciones de los últimos años pudieran tratarse de un truco publicitario de nuestra ahijada los Estados Unidos de Norteamérica, para retardar nuestro inexorable regreso a lo que nos pertenece.

Y a Haití lo hemos mantenido lo mas oprimido posible, sin posibilidades de desarrollarse por sus propios medios. Ya Cuba explota su petróleo en su plataforma marina y esos yacimientos se extienden con mucha probabilidad hasta el norte de Samaná en la parte oriental (nuestra). Hicimos bien en al no aceptar la República Dominicana como nuestra protegida en aquella ocasión (hace 150 años), cuando Buenaventura Báez nos la ofreció (NO! después de lo que le hicieron a Ferrand!); así serán ellos los rebeldes, cuando los ocupemos.






1 comentario:

  1. Buen día, Ingeniero William Read:
    Acabo de encontrarme fortuitamente en la Red con su página. Yo ando buscando datos sobre la Murfin Dominicana debido a que un amigo mío que se ha retirado a las Lomas de Azua me envió una foto de un derrame de "petróleo" cerca de su casa que está contaminando permanentemente un arroyo de la zona. Como yo estuve relacionado con Minería en mi juventud me puse a buscar en el Internet y encontré su página web.
    Siempre he sabido de su seriedad y capacidad aunque nunca lo he conocido. Aprovecho la ocasión para invadir su privacidad para solicitar su opinión para saber si la Murfin aun está en planes de instalar, aunque sea una mini-refinería, dada la infeliz circunstancia que afecta al país debido, entre otras cosas, a la situación petrolera mundial. A este amigo mío ya retirado le llama la atención porque su familia recuerda que bisabuelo recibió una concesión de Lilis en el 1884 y ellos, que son de origen corso, están ligados sentimentalmente a ese entorno donde tres generaciones se criaron y prosperaron. Gracias de antemano por su atención
    MI nombre es Julio Gómez Sosa y mi email es juliohumbertogomez@gmail.com
    Mi teléfono es 809 379 1871 en Santo Domingo

    ResponderEliminar