martes, 23 de enero de 2018

Munich, 50 años después...

por William Read
En un artículo anterior ("Fasching") describí nuestro primer contacto (de Miguel y yo) con Alemania el Domingo de Carnaval de 1960, cuando llegamos a tomar un curso intensivo de alemán para entrar a estudios de postgrado en ese país. Desde entonces han pasado 57 años y hoy narro mis impresiones con motivo de mi visita reciente a esa ciudad a asistir a un congreso científico.

Salimos de Punta Cana con unas 4 horas de retraso Teresa y yo a representar a la Universidad Pedro Henríquez Ureña; era la recién pasada temporada ciclónica y hasta dudamos de que el vuelo se llevara a cabo. Hasta la universidad estaba cerrada y ni siquiera nos pudieron llevar al aeropuerto: tuve que tomar un taxi a Punta Cana.

Ya en el aire el piloto explicó que tuvo que alargar la ruta para evitar conflictos con el ciclón, pero que para el viaje de regreso existian condiciones meteorológicas mas favorables y que recuperaríamos la mayor parte del tiempo perdido. En pocas horas cayó la noche, sirvieron cena y al poco rato apagaron las luces para que tratáramos de dormir. Diez largas horas en el aire a diez kilómetros de altura en una cabina presurizada. Una pantalla de GPS indicaba nuestra posición que no parecía avanzar.

Pero la noche es corta cuando se vuela a 900 Km/hora en dirección opuesta al camino del sol; la tierra gira y se mueve en la superficie, en nuestras latitudes a velocidades de por los 1500 Km/hora. Por eso nuestros relojes se atrasaron unas 6 horas en el trayecto. Aterrizamos en Munich a eso de las 10 a.m. hora local del día siguiente. A pesar de ser un avión grande, de los del tipo jumbo, perdimos de vista a la mayoría de los pasajeros -eran alemanes- y pasaban migración por una ruta aparte que los despachaba con gran celeridad. Para los extranjeros la cola era mucho mas corta, pero las necesarias entrevistas con el oficial de migración (había 2) hacia la cosa mas lenta.

Cuando nos tocó el turno, saludé al oficial diciéndole que tenia como 50 años que no pisaba Munich; "habla usted buen alemán", me contestó, "y porqué vuelve ahora?" Le dije que había venido varias veces,  mientras tanto, pero no a Munich, y que esta vez venia a un Congreso de Geotermia por una semana. Selló los pasaportes y nos deseó feliz estadía. Pasamos a recoger los equipajes; en alemania la aduana es invisible: un aviso dice algo así como "si tiene usted algo que declarar pase al oficial de aduanas" y eso camino a la puerta de salida.

Ya estábamos en la calle por así decirlo y la tarea era llegar al hotel que teníamos reservado en la ciudad. Cambiamos dólares a euros a una tasa muy mala (pero necesitabamos el efectivo!). Pense que era una tasa de aeropuerto...pero volveré mas alelante sobre el tema. A diferencia de 1960 había un tren que servía la ruta del Aeropuerto Franz Josef Strauss hasta la estacion central del ferrocarril en el centro de la ciudad. Los boletos se compran en máquinas automáticas computarizadas que cobran y te devuelven el cambio con precision. Ya en la estación central tomamos un taxi al hotel. Alli nos recostamos Teresa y yo a terminar de dormir algo de las pocas horas que nos faltaron por viajar contra el sol.

Era sábado y llamé por mi celular a mi hija Susanne que vive en Stuttgart cuando venía en el tren del aeropuerto a la ciudad. Me dijo "y yo estoy saliendo en un tren bala hacia Munich con tus dos nietas, reservamos habitaciones en tu mismo hotel y estaremos contigo a eso de las 3 p.m.". Un encuentro familiar muy agradable!

Salimos a dar un paseo por la ciudad colonial; Susanne nos dió instrucciones para el uso del sistema de transporte de la ciudad que aplicamos de inmediato. Compramos boleto familiar válido por tres días en toda la red de transporte de Munich. No hay cobradores visibles en los vagones del metro, tranvías ni autobuses, pero al que sorprenden sin el boleto lo pueden multar con hasta 6000 Euros! Nadie se arriesga, como es natural.

Hace 50 años no había transporte en metro en Munich. Sí había oído el comentario de que al estallar la II Guerra Mundial, ya habían algunos túneles excavados y que la población los usó como refugio antiaéreo durante los bombardeos de esa ciudad.

Mientras tanto existen unas 9 líneas de metro en la capital del estado de Baviera, ademas de la red de trenes elevados, tranvías y autobuses integrados al sistema.

Esquema del sistema de transporte de la ciudad


Otra novedad fué para mí la converión de centro histórico de Munich en un sector peatonal. La ciudad tiene 1.5 millones de habitantes, la tercera en Alemania, detras de Berlín y Hamburgo. Baviera es el estado de la unión mas poblado del país. su nombre se deriva de "Monjes" porque la ciudad se originó con un monasterio benedictino que se estableció allí antes del 1158.

Centro histórico de la ciudad

El centro histórico alberga edificios de la época medieval, entre ellos la Catedral Mayor de Santa María (en Santo Domingo se encuentra la Catedral Menor de Santa María no menos suntuosa), el palacio de los Reyes de Baviera, el Gran Teatro y el Palacio del Ayuntamiento entre otros. 

En conjunto Munich es una ciudad muy verde con arboledas en sus hermosos bulevares. Ha sido declarada "Ciudad del Mundo" de categoría Alpha. Localizada al pié de los Alpes se encuentra en una planicie con unos 500 m s.n.m. en latitud 48 grados al norte. Tiene por tanto un clima de montaña, fresco en verano, mas bien frío en invierno. Nuestra estadía, al fín del verano nos mostró temperaturas entre 9 y 14 grados Celsius. Puede verse el efecto de estas temperaturas en la foto de mas abajo.
Esperando la cena en una taberna en la Old City


Todo el centro de la ciudad es peatonal. Las U en azul son accesos al metro.


Cenamos en una taberna típica monaquense; intentamos hacerlo en el famoso Hoffbräuhaus pero no encontramos una mesa vacía; era hora pico de sábado. Pero encontramos una igualmente buena a pocos metros de esta y allí disfrutamos un buen Sauerbraten con papas típico de la región.

Las jarras de cerveza en Munich son de un litro en estas tabernas típicas, muy famosas en todo el mundo.

El domingo de sayunamos juntos en el hotel y luego fuimos a visitar el Centro Olímpico, precisamente donde se llevaría a cabo el Congreso a partir de el martes, en el emblemático centro de convenciones de la empresa fabricante de automoviles BMW, orgullo de los bávaros.


Torre BMW

Centro de Convenciones BMW

Marina, Susi, Julia

...en la Ciudad Olímpica

Acompañamos a nuestras anfitrionas a la estacion central y viajaron a media tarde en un tren ICE - Inter City Express- de regreso a Stuttgart. Las nietas entraban a clases al otro día temprano y debian prepararse con tiempo.

El Congreso Alemán de Geotermia comenzó la mañana siguiente con visitas a plantas eléctricas geotérmicas. Un autobus turístico estaba en la puerta del hotel a las 8 de la mañana según se anunciaba en el programa de actividades del congreso.
Creíamos estar solos en el hotel y de repente había mas huéspedes participantes del congreso...en el autobús nos repartieron gafetes de identificación y partimos a las afueras de la ciudad. Los organizadores del grupo Centroamericano tomaron el microfono y despues de una autopresentación nos explicaron las metas de ese primer día, que eran las plantas geotérmicas de Grünwald y de Unterhaching.

El grupo Centroamericano trajo un traductor para los que no saben alemán que hizo traducciones simultáneas de las explicaciones.

Explicaciones en la Geotérmica de Grünwald

Aqui también nos brindaron un sabroso refrigerio de especialidades de esa región de Baviera...salchichas, hamburgers y cerveza...

Al centro, de izq. a der., los delegados de Panamá y Honduras 

Agradecimos al Gerente de la Planta, Sr Lederle, por sus explicaciones, nos señaló la existencia de un video extenso con muchos datos en que podríamos repasar los detalles de la instalación. Pudimos conseguir el video, aunque hablado en alemán, sus imágenes son mas reveladoras que un ciento de fotografías.

Nos dirigimos en nuestro autobus a la planta de Unterhaching. La capacidad de esta planta es del mismo orden de magnitud que la de Grünwald y fué la primera de esta nueva generación en Alemania. Entró en funcionamiento en Abril de 2009 como generadora de calor para calefacción remota; durante el verano la capacidad de producción de calor superaba la demanda y se decidió entonces ampliar la planta agregandole un conjunto turbina generador en base a un circuito cerrado de amoníaco, el llamado procedimiento Kalina.

Los delegados reciben explicaciones de la planta en Unterhaching


En la foto de arriba el encargado de la planta nos describe los componentes de que consta la planta. En verano produce unos 3.5 MW de potencia; en invierno sólo produce calefacción remota para el poblado de Unterhaching.

Vista de la casa de máquinas

Pudimos entrar a la casa de máquinas con un generador operado por dos turbinas dispuestas coaxialmente a ambos lados del generador.

El generador de 3.5 Mw de la casa de máquinas


El delegado de Panamá posa frente al pozo de producción

Estas plantas muestran una complejidad extraordinaria por su condición de instalaciones de doble propósito, generación de electricidad y producción de vapor para calefacción remota. Las imágenes son testigo de esta condición:

El intérprete traduce las explicaciones..
Al final de la tarde el autobus nos llevó de regreso a Munich a nuestro hotel desde donde habíamos partido esa mañana. Teresa y yo nos refrescamos en el hotel para luego salir a pié al vecindario donde encontramos una taberna y comimos una cena ligera.

Al día siguiente, martes, después de un suculento desayuno alemán en el hotel, nos dirigimos a la convención usando los medios de transporte de la ciudad al Centro de Convenciones BMW que habíamos visitado dos días antes. Nos inscribimos y entregaron gafetes de indentificación y vouchers para los almuerzos. En el hall servían café, jugos y bizcochos en bocadillos y tomamos material informativo y programa de ponencias que se ofrecían en los diferentes salones. Dos miembros de nuestra delegación presentaron ponencias.

La gran mayoría de los participantes eran de procedencia europea; uno ue otro de aspecto oriental, japones, chino y algunos turcos y africanos. En total se contaron mas de 300 participantes, los centroamericanos andabamos "en grupo" como suele suceder en eventos de esta clase cuando la lengua nos une.

Un salón de conferencias en plena actividad
Las ponencias eran de una media hora mas o menos, con una presentación previa de unos 5 minutos y una tanda de preguntas poteriores de otros 15 minutos. O sea cada ponencia duraba una hora. A mediodía se hacía una pausa para el almuerzo en el restaurant de la villa olímpica  a corta distancia del Centro de Convenciones.
Delegación centroamericana frente al Centro de Convenciones

Terminada la primera jornada de presentaciones a eso de las 6 pm. se nos invitó a un pasarrato en uno de los pisos superiores con musica viva a cargo de un cuarteto musical que tocaba música suave de fondo, mientras degustábmos algunos platillos y bocadillos alemanes y probabamos cerveza y vino; esta invitación de parte de los organizadores del congreso se llamó "Noche de Bienvenida", oportunidad para socializar con los asistentes al congreso.

Salimos juntos el grupo que se hospedaba en nuestro hotel ya pasada la medianoche, y en la calle coincidimos con la muchedumbre que salía de un partido de fútbol que recién terminó en el estadio de fútbol de ese centro. La estación del metro estaba congestionada y una de nuestros acompañantes (Sra. Tanya Faller) trato de conseguir un taxi sin éxito. Tuvimos que introducirnos en la muchedumbre para tener acceso a la estación del metro.

Tanya Faller nos explica su ponencia 
El segundo día ya nos movíamos con soltura entre las diferentes exposiciones; como Alemania no posee focos geotérmicos de alta entalpia, la mayoría de las ponencias giraban en torno al almacenamiento y extracción de calor de el subsuelo a poca profundidad, que el el caso de la geotermia de entalpia media.
La hidrogeología de las ciudades fué el foco de atención de los europeos, que ya hacen levantamientos de la napa freática en las principales ciudades para usarla y no contaminarla! Entre los latinoamericanos comentabamos el caso, ya que el imán de la geotermia es la alta entalpía para producir electricidad.

Los países centroamericanos poseen algunas centrales geotérmicas de mediana capacidad productiva como las que visitamos el primer día. Solamente Chile ya tiene una gran planta eléctrica geotermica de gran capacidad, como me explicó una colega de ese país, geóloga, que participó de la puesta en marcha de esas instalaciones.

Avisador con los diferentes temas del congreso

La segunda jornada de conferencias terminó a eso de las 6 pm y fuimos invitados a una recepción en el palacio de los Reyes de Baviera por el gobernador del Estado quien nos dió la bienvenida y nos brindó champagne, vino, cerveza y bocadillos.

Alli estuvieron todos los delegados al congreso y tuve la oportunidad de hacer amistad con unprofesor de la Universidad de Bochum de Alemania, que maneja el mas avanzado laboratorio de geotermia de ese país; puso a disposición de mi universidad sus servicios y prometí invitarlo a darnos una charla cuando se presentara esa oprtunidad. Le confié que nuestra universidad era la mas avanzada en exploraciones geotérmicas y que contabamos con asesores en la Universidad de California; él los conocía y me explico que Bochum en Alemania era como California en USA.

Discurso de bienvenida del gobernador de Baviera a los delegados

A la salida de la recepción, como a eso de la s 10 pm, el grupo centroamericano, reunido en la puerta del palacio, decidimos reunirnos en una taberna típica de la vieja ciudad, adonde estuvimos compartiendo hasta pasada la medianoche. un par de fotos dice mucho mas que un puen párrafo.

Reunión a la salida dle palacio real de Baviera

La foto de despedida de la reunión

Al día siguiente -último de conferencias- la presecia de la delegación centroamericana activó un tema electivo del congreso: la climatización con apoyo geotérmico. En Europa se está usando la calefacción geotérmica, que bombea calor del subsuelo hacia los espacios habitables.

Debo insertar aquí un incidente curioso: esa mañana temprano salimos a buscar un banco para cambiar un par de dólares mas y en el banco me explicaron que solamente me cambiaban dólares si tenía cuenta con ellos. Los turistas deben cambiar su efectivo en el Banco Central o sus Agencias. Me dijo que fuera a la estacion de ferrocarril o al aeropuerto para cambiarlos. Fuí al ferrocarril y me dieron el mismo cambio desfavorable de 63 euros por 100 dólares. Me explicaron que era para evitar el lavado....Moraleja: no lleven dólares a Alemania, lleven euros!

En nuestros países de la zona tropical se puede aplicar el mismo concepto a la inversa, bombeando el calor de los espacios habitables hacia el subsuelo por medio de sondas embebidas en el suelo circundante. Al efecto El congreso dispuso una mesa de discusión para los delegados centroamericanos. Nos expuso el recién promovido Dr. Steins; fue, por así decirlo un resumen de su trabajo de doctorado.

El Dr. Steins nos explica..
..a los centroamericanos interesados en aire acondicionado con geotermia
Terminada la jornada del jueves recibimos la invitación de la compañia de ingenieros consultores de geotecnia que manejó los proyectos de Grünwald y Unterhaching para una recepción informal en los espacios de sus oficinas en Munich, no muy grandes pero muy acogedores, al igual que nuestros anfitriones.

La foto para recordar esta ocasión la tomamos en la escalera al apartamento de esa oficina.

Asistentes centroamericanos en la recepción en la oficina de consultores
Al día siguiente, viernes bien de madrugada, nos dirigimos Teresa y yo al aeropuerto de Munich a tomar el vuelo que nos llevaría a Punta Cana de regreso a casa; otro taxi nos llevó a Santo Domingo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario