domingo, 2 de noviembre de 2014

La "Cuestión" Fronteriza

por William Read, LfM THH (Alemania)
Desde niño he venido oyendo esa frase; siempre me he preguntado ¿cual es la cuestión en si? En la escuela primaria de la Era de Trujillo, en las clases de geografía dominicana nos enseñaban un mapita con la frontera anterior a la actual; la anterior la definía el Tratado de Aranjuez, la actual el tratado fronterizo de 1929.
Hurgando entre escritos, he reconstruído esta "Historia de la Frontera" con informaciones de diversas fuentes.

Tras el descubrimiento de América, en 1493, el Papa Alejandro VI emitió las llamadas "bulas alejandrinas" a petición de los Reyes Católicos; todavía no se tenían noticias de la hazaña de Colón, pero estas bulas otorgaron a los Reyes Católicos el derecho de conquistar las nuevas tierras y evangelizarlas. Francia e inglaterra las ignoraron, porque las iglesias protestantes de ambos países no obedecían al papa ni siquiera en asuntos eclesiásticos, tanto menos en asuntos políticos. El perjudicado fué inicialmente Portugal, pero por un acuerdo España-Portugal en 1494, éste quedó incluído entre los favorecidos con el derecho a la conquista y el deber de evangelización.

Así Francia e Inglaterra se hicieron al mar a buscar tierras para ellos, también. España y Portugal habían tomado la delantera, pero Inglaterra se establece en la costa este de norteamérica y funda las 13 Colonias; Francia trata de entrar al nuevo mundo, las mas veces sin derecho, como lo hizo al poner pié en la Isla Tortuga al noroeste de La Española. La costa sur de La Tortuga es de aguas tranquilas, ideal para ser utilizada com puerto natural, y al poco tiempo -por descuido de España- se convirtió en refugio de piratas y bucaneros.

Los bucaneros cruzaban a La Española, cazaban reses (traídas muchos años antes por Colón en su segundo viaje) que se reprodujeron salvajemente, desprendían su piel, comían su carne y se retiraban a curtírla en La Tortuga; la vendían o la intercambiaban por otros bienes. Francia aprovechó el "descuido" de España para establecer el La Tortuga su primera base de operaciones. pongo "descuido" entre comillas porque el soberano español de esa época era nieto del Rey de Francia y se me ocurre que el descuido fué "planificado". Así comienzan a establecerce algunos colonos franceses,orientados por una oficina en París.

En una guerra España pierde la Cataluña que cae en poder de Francia, y en las conversaciones de paz, Francia cede este territorio a cambio de la parte occidental de La Española; tratado de Rijswijck de 1697. Ochenta años mas tarde, en 1777, Francia y España acuerdan en Aranjuez los límites fronterizos entre ambas colonias.


Vuelven a guerrear Francia y España: La Revolución Francesa decapita al Rey Luis XIV que era primo de Carlos III de España. Con todo y Gran Alianza España pierde de nuevo la guerra y Francia ocupa otra vez La Cataluña. Otra vez la moneda para pagar la desocupación del noreste de la península Ibérica es la Colonia Española de Santo Domingo! El tratado de paz se firmó en Basilea en 1795. Toda la isla pasó entonces a manos de Francia.

Pero Francia no la ocupó de inmediato por cuestiones internas y un liberto nacido en Santo Domingo, Toussaint Louverture, que llegó a ser jefe militar en la colonia francesa, ocupó la colonia española por cuenta propia en 1800 en nombre de Francia, arriando la bandera española y enhestando la francesa en la Torre del Homenaje.

Toussaint prepara un proyecto de nación, redacta su constitución y se la envía a Napoleón a Francia -ya a imprenta-. Napoleón reacciona enviándo su ejército con 30,000 soldados -el ejército mas poderoso del mundo de entonces- a la Isla de Saint Domingue para someter a la obediencia al "negro traidor". Llega el ejército en Enero (1801) y con las lluvias de Mayo surgen los mosquitos y el paludismo, diezmando al ejército francés, que apenas logra replegar a Toussaint y a Dessalines a la parte occidental de la isla. El ejército francés apenas ocupa la parte española y en la parte occidental nace el país de Haití. Vuelve a valer -de facto- la Frontera de Aranjuez.

La Colonia Francesa de Saint Domingue duró 7 años; fué una época de mucha prosperidad, bajo el mandato de Charles Ferrand; pero los criollos no querían ser franceses, y un pro-hombre, precursor del Padre de la Patria, Juan Sánchez Ramírez, derrotó en combate a lo que quedaba del ejército francés. Los vecinos de Haití estaban mejor apertrechados que los criollos y éstos decidieron volver con España y como los españoles prometen y no pueden cumplir en 12 años de colonia, los criollos se declaran independientes en Diciembre de 1821 y Nuñez de Cáceres funda la República de "Haití Español", que dura hasta que llegaron las hordas de Boyer en 1822 (en febrero). Ahora la isla vuelve a ser una e indivisible, bajo el dominio haitiano.

Esta condición dura 22 años, hasta el 27 de Febrero de 1844. La Primera República dura 17 años y gasta gran parte de sus recursos en contener invasiones haitianas. Pedro Santana, viejo y enfermo, cansado de repeler invasiones de occidente, considera que la anexión a España es la solución para contener las invasiones de occidente. Cada vez que los ya dominicanos contenían una invasión haitiana, los haitianos desaparecían al cruzar el Artibonito, desbandados.



La zona al oeste del Artibonito es la provincia perdida de la República Dominicana, la Provincia de San Miguel de Atalaya, su capital es Hincha (nombre indígena -como Azua-) y otros municipios Las Caobas, Tomasico y Veladero, representados en la Constitución de 1844. Durante la Primera República, San Miguel de Atalaya pasó a ser -de hecho- Territorio Neutral, Tierra de Nadie una vez ocupada por soldados dominicanos  y otras veces por haitianos; y al momento de la anexión, España no impuso su autoridad de reclamar ese territorio de 1600 Km cuadrados, a donde la autoridad dominicana estaba debilitada desde 1859.

Con el grito de Capotillo se demuestra la equivocación de Santana (pues todavía quedaban muchos hombres valientes) y los Españoles, a sangre y fuego, salen del país dominicano y comienza la Segunda República. Una sucesión de gobernantes trata de estabilizar un país con recursos agotados por las campañas de liberación. Los intentos de establecer una democracia fracasan y los gobiernos de fuerza se imponen. El Statu de San Miguel de Atalaya fué tema de controversias entre Haití y las administraciones de la Segunda República, llegando a pedirse la intervención del Vaticano en el conflicto fronterizo.

La dictadura de Lilís, ávida de recursos financieros, negocia a espaldas del pueblo dominicano, el destino de la provincia en litis, con el presidente haitiano HIppolite, reunido en la Bahia de Manzanillo en 1893, de la manera siguiente:
1) RD vende a RH la Provincia de San Miguel de Atalaya por US$1,000,000.00,
2) RH avanza a RD la suma de US$400,000.00 hasta que el Vaticano tome una decisión,
3) Si el Vaticano decidiere en favor de RD, RH no paga nada y retiene SM d A,
4) Si el Vaticano decidiere en favor de RH, RD devolverá RD$1,000,000.00 a RH.

Estos términos pueden ser ficticios, se comprobó que el avance fué hecho y que
el presidente Ulises Hereaux firmó un recibo al presidente Hippolite por un millón de dólares por la "venta" de la provincia.

El Vaticano, después de oír a las delegaciones de ambos países, prefirió retirarse de la disputa, después que los dominicanos aceptaron con agrado las sugerencias del Papa Leon XIII y el Gobierno Haitiano se negó a abandonar la posición que había asumido. Datos tomados de S.Wells "La Viña de Naboth", Tomo I, Editorial el Diario, 1939.

El tratado fronterizo de 1929, refrendado por los presidentes haitiano y dominicano (Tratado Trujillo-Vincent) da fín a "La Cuestión Fronteriza"



No hay comentarios:

Publicar un comentario